Conoce tu sombra

Por Ang Bey

“Conoce tu sombra”

Por Ang Bey 

 

Muchos de ustedes, amigos blancos, se han acercado para expresar sus condolencias, intercambiar palabras de aliento, ventilar frustraciones y lamentos sobre "el momento actual" o inclusive, hablar sobre el racismo a cabalidad . Muchos me han dado compensaciones monetarias. Todos me han preguntado, de una manera u otra, "¿Qué debo hacer para ayudar?".

He aquí mi respuesta para todos ellos: Yo creo que ustedes saben y, sí, es realmente, así de difícil. No hay atajo. Es un asqueroso, sangriento desenredo que implicará a cada parte de tu existencia y tu memoria. Tendrás que mirarlo directo a los ojos, nombrarlo,y activamente batallar contra el cada día de tu vida.

He aquí la verdad: Toda persona blanca es racista. Cada uno de ellos. Ya sea si lo pediste o no, si te diste cuenta o no, haz firmado el contrato social cual te asigna cierta cantidad de privilegios y poder sobre cada persona no blanca basado únicamente en el color de tu piel (y reforzado por siglos  de genocidio, fuerzas institucionalizadas, política, cultura, lenguaje, etc., etc., etc.). No solo eso, si no que, haz crecido cómodamente bajo este contrato. Tu mismo lo has reforzado. Te avergüenzas de ello, pero lo continuas, porque no conoces otra manera...

Así que, todavía crees en que, la policía se puede reformar. Crees que MLK era pacifista y olvidas que fue asesinado por el estado. Centralizas al rededor tuyo, las conversaciones sobre el luto de los negros porque; y lo comprendo, se abren las compuertas y tu no sabes que hacer con toda esta energía -- esta súbita concienciación de que todo está corrompido, esta pesadez halándote hacia abajo, tu sombra arrastrándose tras de ti, cuál parece comentar en cada paso que das un, "hazlo mejor. Gente está muriendo. Es tu culpa porque no lo hiciste mejor ".

He aquí otra verdad: Sí. Está en lo cierto.

Y aquí tienes otra: MUCHOS de nosotros te amamos de todas maneras.

[Y también, algunos de nosotros te odiamos. Y DEBES de estar cómodo con eso. Yo ciertamente lo estoy. Y TU  debes AMARNOS de todas maneras. Y si eres blanco y te enfadas por el hecho de que ese amor no es reciprocado, Te urjo a que cuestiones tu filosofía sobre amor. ¿Por qué el amor tiene que ser una transacción? ¿Por qué tienes que recibir para dar?  ¿Cuál es la naturaleza de ese resentimiento que albergas? ¿Está atado a tu orgullo y auto indulgencia? ¿Tu amor solo se predica a favor del postureo ético y la recompensa?]

Y es ese nuestro regalo para ti. Y SÍ, es realmente así de profundo. De veras de veras que lo es. Y yo solo puedo hablar por mi, pero, yo escojo amarte aún, porque yo escojí creer en la Utopía donde esta forma de pensamiento crítico, de equidad, y de amor radical puede prosperar y ser el estándar. Yo elijo creer en ello porque YO TENGO que sobrevivir el día. Y tengo que recordármelo todos los días. Cada Uno de mis días, como un conjuro. Y aferrarlo a mi y nutrirlo e infundirlo en cada interacción incierta, pero algunos días me quedo corta. Y no me disculparé por eso.

No me disculparé por sentir "demasiado". Mi cuerpo, mi historia, mi propia existencia, te guste o no, ha firmado el contrato que me ata a la sombra de TODOS y que simultáneamente abandona la mía para que sea tragada por la oscuridad. Es una gran carga pero es también, un gran regalo, porque, yo creo que este tipo de empatía nos salvará. La teoría que construirá la Utopía nacerá de esta empatía. Y yo creo que es mi divino deber llegar a allí por todos los medios necesarios. Cualquier medio.

Así que, ¿qué pueden ustedes, colegas blancos de corazones desangrados; hacer? Conoce tu sombra. Hazte íntimo con ella. Apréndete cada movimiento. Háblale todos los días. Sepa que siempre estará contigo. Interrógala. Déjala ser suave. No tomes fotos de ella y las publiques en tu muro. No me dejes saber que la haz abrazado. Porque, si en realidad los haz hecho, lo veremos. Ondeará a través de cada intención que tengas. Sentirás más dolor porque está recién descubierta, concienciación aguda,y tus armarios se llenarán hasta el borde de huesos. Serán los huesos de mis ancestros, todos mis parientes caídos, y los míos-- aún atados a mi carne-- aún respirando, con una sombra suya propia.

Y el dolor habrá valido la pena. Yo creo que tu también sabes esto. Yo creo que siempre lo haz sabido.